ADOLFO ALBAN ACHINTE




HAGA CLIC  EN EL VINCULO PARA VER EL PROLOGO DE ADOLFO ALBAN EN EL LIBRO "CUENTAN LAS CULTURAS, LOS OBJETOS DICEN"


Haga clic aqui para ver la hoja de vida de Nuestro personaje




AHORA PUEDES ESCUCHAR EL AUDIO DE LA ENTREVISTA REALIZADA POR MI BUGALAGRANDE A ADOLFO ALBAN ACHINTE, OFRECEMOS DISCULPAS POR LOS AUDIOS 5 Y 6 QUE PRESENTAN FALLAS  AJENAS A NUESTROS EQUIPOS.


 

¿Cómo se compone su familia?

Bueno, en principio agradecerles a ustedes la visita aquí a mi taller y por todo lo que están haciendo por nuestro pueblo a través de la página Web que la están viendo en muchas partes del mundo; mi familia está conformada por mi padre Fred Albán Vivas, mi madre Ana Lucía Achinte Ceballos, mis hermanas Amelia y Ana y mi hermano Fred; están mis sobrinos Manuel Alejandro, Juan Jerónimo, Sara Lucia, Camilo José, hijos de mis hermanos obviamente y mis dos hijos Camilo Adolfo Albán Delgado y Ana Sofía Albán Gómez, el primero con 23 años y la segunda con 9 añitos.

 

Remontémonos un poco atrás y díganos donde hizo sus estudios de primaria y bachillerato y ¿qué profesores y compañeros recuerda?

Yo hice el Kínder con la hermana Sor Vicenta, una religiosa muy recordada de la época, cuando existía el Convento Santa Luisa  de Marillac, dirigido por monjas de la comunidad Vicentina; de compañeritos recuerdo a Ramón Berón, María Fernanda Espinosa, Henry González; luego paso a hacer la primaria en la Escuela Diego Rengifo Salazar a la que tengo que agradecerle mucho, de allí tengo recuerdos muy lindos y tuve como profesores a Luz Dary Vélez, que si mal no recuerdo me dio primeo y segundo, el profesor Libardo que era de una gran sabiduría, también me enseñó el profesor Omar Valencia, el profesor Carvajal, un hombre bastante joven que jugaba muy bien baloncesto y de pronto quien influyó en mi para una actividad que tuve en mi vida como fue la de jugador de baloncesto; de compañeros recuerdo a Harold Vélez, más conocido como “La Pantera”, (voy a nombrarlos así porque hace parte de la vida cultural de nuestro pueblo), “El chino” Berón, el famoso “Poni” Barahona, Omar Urrea que todavía está aquí en el pueblo y evidentemente Eduardo Mejía, que ha sido el amigo de toda mi vida; esos son los que recuerdo en estos momentos, pero indudablemente son muchos más.  Una de las cosas que yo quisiera resaltar es la influencia que tuvo en mí un compañero de la escuela aquí en Bugalagrande y que dibujaba muy bien: era el famoso “Cacareo”, yo admiraba sus dibujos; fui relativamente amigo de él pues vivíamos y aún vivimos muy cerca, me pasaba las horas en su casa viéndolo dibujar; yo quisiera decir hoy públicamente y lo reconozco, que las primeras influencias mías en esto del dibujo fueron por mi amigo “Cacareo”, lo nombro así porque es un remoquete cariñoso que le hemos dicho toda la vida. Posteriormente voy al Gimnasio de Pacífico de Tuluá donde hago todo el bachillerato, los profesores y compañeros no tienen nada que ver con Bugalagrande pero tengo muy gratos recuerdos de ese Colegio por la calidad de educación, estoy hablando de la época de inicio de los años setenta.

¿Qué nos dice de sus estudios superiores?

Paso luego a la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá a hacer Artes Plásticas; estudio becado por Cicolac en ese entonces, gracias a la Convención Colectiva pactada entre esta empresa y el Sindicato; estoy hablando del año 1977 y permanezco allí hasta 1981, viniendo en vacaciones y en los innumerables paros que se daban en la Universidad. Digamos que ese es mi primer recorrido en términos de mi formación.

Hablando de Universidad, ¿qué titulo obtuvo?

Yo estudié en la facultad de Bellas Artes y salgo con el título de Maestro en Bellas Artes con especialización en pintura, en ese tiempo se hablaba de especialización y hoy en día se dice énfasis; se veían muchas materias, entre ellas una llamada Historia del Arte que me gustaba mucho y una que a mí me apasionó fue la llamada Teoría del color pues yo creo que tengo una relación con el mundo es a través del color, a mí me impresiona el mundo por su cromática, la naturaleza; cuando yo salgo a hacer mis paseos en bicicleta al Mestizal, una vereda que quiero mucho, lo que voy a hacer es a estudiar el color en la naturaleza, cada vez que vengo a Bugalagrande hago esto y creo que lo seguiré haciendo. Hoy en día el pensum de la Universidad está atemperado a las corrientes contemporáneas del arte y ha involucrado al cine, el diseño gráfico de manera muy fuerte, trabajos en computador y otras cosas que evidentemente tienen que afectar la academia.

¿Qué lo impulsó a escoger esta carrera?

Yo desde niño tenía inquietud por el dibujo y el color, mi relación con el mundo es cromático; me gustaban mucho los colores; recuerdo cuando mi padre y ese puñado de hombres estaban construyendo el Cuartel de Bomberos que tenemos hoy en día, los andamios se hacían con guadua y quedaban unos taquitos de ese material que yo los llenaba de colores y vinilos, me encantaba jugar con eso combinando esos colores y ver qué efecto producía esa combinación; además me encantaban todas las tareas de la escuela que tenían que ver con dibujos como mapas etc., pero yo siempre quería ir más allá de cumplir con esta clase de tareas y deseaba que estos trabajos me quedaran muy bien. La decisión de escoger mi carrera la tomo en un momento interesante en mi vida pues estaba en toda mi capacidad física para el baloncesto que fue una actividad a la que me entregué mucho y por eso quise estudiar Educación Física en la Univalle o también Filosofía y Letras; para la época , en el Gimnasio del Pacífico hacían capacitación a quienes iban a salir del colegio y entregaban unos folletos, a mis manos llegó uno que me llamó la atención que decía Artes Plásticas y Aplicadas, y todas las materias que allí estaban me capturaron y en ese momento tomo la decisión; en mi casa inicialmente se sorprendieron, pero como ha sido tradición de mis padres, no objetaron  mi inclinación, pues ellos siempre respetaron nuestras decisiones en cuanto a nuestra formación académica; eso contribuyó para que yo libremente pudiera elegir esta carrera.

De no haber estudiado esta carrera, ¿Cuál otra hubiera elegido?

Estaba Filosofía y letras, también Historia, Antropología también me apasionaba; era como este grupo de carreras que hoy en día se llaman las Ciencia Humanas y Sociales; por otro lado la Educación Física pues estaba en mi apogeo con el baloncesto y mi estado físico en ese entonces era impecable, pero me hice la reflexión de que mi cuerpo y organismo con el tiempo no iban a ser el mismo; todas estas carreras rondaron por mi mente y al final me incliné por el arte.

¿En qué se inspira para hacer una obra?

Bueno, ha habido distintas épocas en mi vida para la temática que abordo; en principio podría decir que me inspiro en la realidad externa, lo que sucede en nuestra sociedad; siempre he tenido tendencia de ser crítico con la sociedad, por lo tanto en una época quise reflejar eso plasmándolo en mi trabajo, y desde hace más o menos diez años para acá he venido “esculcando” mi mundo interior, en otras palabras, me he venido limpiando el alma a través de ejercicios pictóricos; por poner un ejemplo, hubo una época en que yo enfrenté mis miedos infantiles y empecé a sacar eso en la pintura y por eso hubo cuadros con bichos, fantasmas etc. y creo que con eso fui sacando mis fantasmas mentales y espirituales si se pudiera decir así, creo que hoy en día no podría vivir sin estar pintando como lo hago cotidianamente; la pintura me ha servido para construir mi ser.

Sabemos que asiste a muchas exposiciones; ¿Dónde cree que ha sido la más importante?

Tengo más de 40 exposiciones colectivas y como 15 individuales, pero lo que a mí me marcó fue la creación y desarrollo del “Salón de artistas jóvenes de Bugalagrande”; se hicieron 7 y eso fue muy importante para nuestro Municipio, esto fue un proceso que se hizo donde participó la comunidad y hago un reconocimiento muy grande a la cooperativa Cocicoinpa de ese entonces con Héctor Daniel Useche a la cabeza y al Sindicato Sinaltrainal que fueron grandes impulsores en este proceso y desarrollo, creyeron en nosotros y nos respaldaron; yo recuerdo con mucha añoranza y nostalgia los preparativos que hacíamos para organizar esto que inicialmente fue con el “combo” de amigos de la calle cuarta con carrera cuarta llamado  “Los Stompers”; todos   gran maestro peruano que tuve en la Universidad llamado Armando Villegas que me decía: “Adolfo, no se quede en la capital, váyase para su pueblo con todo lo que usted aprendió”, le hice caso y creo que aquí hice procesos y me fortalecí como persona y como artista. colaborábamos, hacíamos de todo, desde pintar la sede de la exposición hasta preparar y servir los cocteles, ir a alquilar las copas para los mismos, trasladar los biombos desde la casa de las cultura donde nos los prestaban; Este “Salón de artistas Jóvenes de Bugalagrande” marcó trascendencia para el municipio pues hubo una versión en la que se presentaron obras del distrito cultural de Tuluá que incluía siete municipios entre los que lógicamente estaba el nuestro, creo que fue la quinta o sexta versión, luego se hizo el séptimo, ya para ese entonces yo me tenía que ausentar más a menudo del pueblo o venia menos y no hubo quien asumiera la organización o continuación de este proceso; repito, esto me marcó y aquí traigo a colación un

Si hablamos de museos, ¿en cuál le gustaría a usted colgar sus cuadros?

Esa pregunta es muy difícil, porque existen muchos museos en el mundo donde los artistas quisieran llevar sus obras, pero más que un museo, yo tengo recuerdos muy gratos de exposiciones que hemos hecho en la calle porque me parece que es donde hay una relación más directa entre la obra de arte y el público; yo pertenecí a colectivos  culturales en Popayán e Ibagué donde exponíamos en centros comerciales, en las calles, en los parques; para mí eso es lo más grato, hay salas y museos muy importantes definitivamente, pero  exponer en las calles es lo más maravilloso, personalmente lo digo.

Yo tuve  la   oportunidad  de  compartir  con usted  2 actividades:  en mi  juventud  el  baloncesto  (yo  ya  de  salida,  usted empezando) y posteriormente   como   compañeros   en  la   banda  de   música,   en ambas  le admiré  siempre su tenacidad y entrega; recuérdenos algo de esto.

Son dos facetas muy importantes en mi vida, no lo digo en pasado (por eso no digo que fueron), pues constituyen el ser que soy yo ahora. Yo empiezo mi vida deportiva en la escuela, allí estudiaba Juan Gregorio Mosquera quien para mí ha sido uno de los ídolos del baloncesto en Bugalagrande entre otras cosas porque tenía una jugada muy particular y especial, sobre todo cuando estaba a punto de encestar pues hacía un movimiento de arriba a abajo, que era muy difícil gardearlo, como se dice en el argot del baloncesto. Luego hay dos personas que yo admiraba en el baloncesto, no sé si lo haya dicho, y fueron Diego Bolaños y aquí usted, mi amigo Diego De la Cruz, digamos que yo tuve en ellos la imagen de lo que yo posteriormente fui en este deporte; Diego Bolaños era muy rápido y explosivo con un salto impresionante y usted Diego era muy elegante para jugar, también hicieron historia los hermanos Bolaños de “Expreso Trejos” que eran muy buenos; toda esta gente hizo gran campaña en el baloncesto y esta generación fue un poquito anterior a la mía, yo iniciando y ustedes terminando, jugando siempre en la famosa cancha del estadio; también recuerdo mi paso como entrenador del equipo femenino de aquel entonces cuando estaba ese gran dirigente Alberto Llanos (para mí el mejor dirigente de baloncesto en la historia de Bugalagrande), de esa selección recuerdo algunas como Ketty Zorrilla, la “china” Berón, mi vecina Luz Mélida Escobar; esa selección la dirigía Diego Bolaños, yo aún era jugador activo y en cierta ocasión don Alberto me dijo que si quería ser asistente de Diego y así empecé como entrenador a su lado; en cierta ocasión las muchachas tenían un partido en Buga y Diego por enfermedad no podía asistir, me tocó solo la dirección y afortunadamente ganamos ese partido. Ya ustedes van dejando la práctica y va quedando la generación nuestra: Jairo González, José Itamar Tamayo, Joselito Berón, Jorge Tamayo, Hernán Zuluaga, Carlos Santana, los finados Roberto Hormaza y Jáder Ponce etc.; para mí el baloncesto se convirtió en la adolescencia y juventud en una actividad fundamental.

La Banda de música de Bugalagrande, yo siempre guardo gratos recuerdos de esta Banda, inicialmente en una de mis venidas a Bugalagrande me comentó Miguel Ángel Martínez que se estaba organizando la Banda y que había un instrumento que no había quien lo tocara, me dijo que era la tuba y yo entre mí , dije : es aquel que se envuelven en el cuerpo pues vino a mis recuerdos la banda de los finados Hilario, Varelita, “patotas” y “masato” a quienes yo alcancé a ver en mi niñez y siempre mi pensamiento infantil era que la tuba se la envolvían alrededor; este instrumento siempre me llamó la atención hasta el punto que en las retretas yo me hacía al lado del tubero; posteriormente al acabarse esta banda aquí venia una de Andalucía de la que recuerdo su tubero que era un señor afrocolombiano grande que siempre cargaba su “caneca” en el bolsillo y al iniciar el toque todos empezaban menos él, pues estaba aplicándose su trago y después se “pegaba” como decimos en música; cuando Miguel Ángel me dice que es la tuba yo dije sí, esta es la mía y recuerdo que ensayaban donde quedaba el Kínder de Nestlé en el estadio, eso fue para unas vacaciones mías y estaban muy próximos a un toque en una ceremonia en los Bomberos, para que me rindiera, me traje el instrumento para la casa  para rendir en el aprendizaje y mi familia y vecinos tuvieron que soportarme varios días hasta altas horas de la noche oyendo los mismos ejercicios; inicialmente se me reventaba la boca, pues creía que eso era de mucha fuerza pero con las enseñanzas de ese gran maestro que teníamos Aparicio González, me di cuenta que era más técnica para la embocadura  que fuerza, así fue que me propuse como meta debutar con la banda en ese toque pues era mi ilusión y efectivamente, faltando como dos días el maestro Aparicio me dijo: usted va, usted toca con la banda, eso para mí fue lo máximo en ese entonces; posteriormente fueron tantos toque exitosos pues la banda llegó a tocar muy bien diría yo, fueron ratos muy inolvidables y agradables; recuerdo la ilusión que teníamos de ir a Paipa al concurso nacional de bandas: en las eliminatorias finales en el estadio Pascual Guerrero en Cali (ya habíamos pasado una eliminación zonal) cuando precisamente al hacer nuestra presentación se presentó un ventarrón impresionante en el estadio que tumbó la gran mayoría de los atriles y para mí, ese infortunio nos perjudicó; disfrutamos mucho con esta banda haciendo toques en el pueblo y veredas del municipio y en otras ciudades. La música me ha signado  pues desde niño yo tocaba guitarra, cuando cumplí mis cincuenta años, mi amigo Bugalagrandeño Omar Gallego me regaló una guitarra eléctrica pues mi ilusión era conformar un grupo de rock y me estoy metiendo en ese mundo de la guitarra eléctrica, me está ayudando Mauricio Valencia quien hace parte del grupo de rock Azkabán. Todo ha sido la música para mí, de hecho no puedo pintar sin escuchar música, de hecho de acuerdo a lo que esté pintando es el tipo de música; así ha transcurrido mi vida, como en medio de muchas actividades: como académico, como escritor, como deportista en una época, como integrante de la banda de música en otra; mi vida ha sido como polifacética en ese sentido, pero el centro de ella como ustedes lo pueden ver aquí en mi taller pues es la pintura.

Entendemos que en el arte de la pintura existen estilos o tendencias, ¿cual es la suya?

Yo ahora lo que he venido haciendo en los últimos 10 años, creo que podría ubicarme en una tendencia que se desarrolló en la primera mitad del siglo XX  en Europa que se denominó el expresionismo abstracto, y creo que yo estoy en esa corriente; hubo una época de mi trabajo pictórico en la que estuve signado por el surrealismo cuando pintaba unas figuras muy extrañas con fantasmas y construía como realidades imposibles, esa era como la otra tendencia  porque  en la Universidad, académicamente yo fui casi hiperrealista, que es otra corriente en la historia del arte.

 

A cual artista, de la especialidad que usted practica, admira?

Yo he tenido a lo largo de mi vida pictórica, muchos artista que he admirado: en el renacimiento italiano, para situarnos en Europa, a Miguel Ángel Bonnarroti quien fue una personalidad descollante tanto en la pintura como la escultura; ya más adelante Rembrandt, por el manejo de la luz; hay un pintor que a veces no se conoce mucho y que es de apellido Caraballo que también hacia una técnica que se llamaba el tenebrismo, es decir que hacia contrastes muy fuertes sobre fondos muy oscuros y luces muy impactantes y en algunas de estas obras recientes yo estoy empleando esa técnica de Caraballo; ya a finales del XIX y comienzos del XX, Van Gogh, que innovó mucho la pintura occidental, tanto en el manejo del color como el manejo de la materia; Picasso, por toda la monumentalidad de su obra; en Colombia a nivel Nacional hay muchos artistas: como Alipio Jaramillo, que no son tan reconocidos; el maestro Botero evidentemente uno de los mejores y grandes pintores del mundo hoy en día vivo y eso nos debe constituir como motivo de orgullo; a nivel del grabado a Augusto Rendón, Humberto Giangrandi y en una técnica muy exigente que es el mezzotinto, a el maestro Edgar Correal que ha sido uno de mis  grandes maestros a nivel del grabado; en la mujeres Débora Arango, artista paisa muy importante y a nivel de artistas regionales el maestro James Moncada de Tuluá que hace varios años se fue para Estados Unidos; al maestro Alfonso Ospina que admiro mucho; el maestro Henry Villada un artista de Roldanillo y es uno de los mejores grabadores de América Latina y por supuesto a mi paisano el maestro Pedro Nel Taguado con quien he compartido ya muchos años de mi vida artística y que tenemos una amistad muy profunda, lo admiro y lo respeto mucho como persona y como artista;  he hecho un recorrido de lo más universal a lo mas local y lo más cercano a la vida mía.

 

También lo hemos conocido a Usted como escritor.

Es una actividad que se ha ido relativamente puliendo con el tiempo, sobre todo cuando voy desarrollando con mucha más intensidad y mucho mas compromiso el trabajo académico, pues porque el trabajo académico le exige a uno escritura,  haber hecho la Maestría, que tiene un nivel de exigencia fuerte y luego haber asumido el reto de hacer un Doctorado en donde para fortuna mía yo obtuve una aprobación que fue distinguida por la universidad Andina  y que es el  máximo galardón  que da esta universidad; entonces el mundo académico me ha exigido el desarrollo de la escritura, pues ahí tengo varias publicaciones entre libros y artículos y algunos escritos que yo no podría decir que es propiamente poesía, alguna vez aquí en Bugalagrande gané un premio a nivel de poesía y esos son escritos que tengo más bien guardados  pero la producción es muy grande.

 

Adolfo, Usted se siente orgulloso de ser bugalagrandeño?

Sí, toda la vida lo he sido, Y aquí voy a hacer una precisión también por alguna situación hace algunos años con un personaje de la vida política de Bugalagrande que en un cabildo abierto nos dijo : “a los albanes”, (como nos dicen aquí) que nosotros no éramos de éste pueblo,  yo nací por accidente en Cali, a mi madre le tocó el parto allá y ya  mi padre estaba vinculado a la multinacional que ha existido aquí desde mitad el siglo veinte y a los 15 días yo llegué a Bugalagrande. Yo he hecho toda mi vida de infancia y la adolescencia, he construido mis amistades, he desarrollado mucho de mi vida intelectual aquí y yo soy bugalagrandeño y eso lo digo por  todas las partes en donde he ido.

Finalmente le agradecemos habernos recibido aquí en su taller en Bugalagrande y no sé que tenga para decirle a nuestros paisanos,  bugalagrandeños de otra parte y visitantes de nuestra página

A todos los bugalagrandeños, en donde quiera que se encuentren en el mundo saludarlos, decirles que tenemos una página web en nuestro  pueblo, en la cual nos podemos ir dando cuenta del acontecer, ustedes han hecho trabajos  que nos han revivido la nostalgia, a los que estamos, bueno no tan lejos, pero cuando la podemos ver, podemos recorrer por la paginas las calles, podría uno casi que oler el pandebono que se hace todavía en nuestro pueblo, de disfrutar de nuestros personajes que nos han signado y nos han caracterizado en nuestro pueblo y de mostrarnos la vida de los bugalagrandeños,  yo creo que como bugalagrandeños nos debemos de sentir completamente orgullosos de lo que somos, de los que hemos construido y más bien alentarnos para que no dejemos decaer lo que nos corresponde hacer como comunidad de trabajar en lo educativo, en lo deportivo en lo cultural, darle opciones a nuestra juventud que la están necesitando y reclamando, no quiero que recuperemos situaciones del pasado que ya se han hecho, cada época tiene su momento y quienes están al frente de la dirección de los destinos del municipio y los que van a estar al frente en el futuro, siempre tendrán que  tener presente, me parece a mí,  tres grupos  etarios   fundamentales:  la infancia, los adolescentes y los adultos mayores. La infancia porque se están construyendo, no son el futuro, son el presente de la sociedad y se están construyendo; la adolescencia porque es la etapa de las grandes ilusiones pero también puede ser el momento  de las grandes frustraciones y los adultos mayores porque son los que nos han dado todo para que hayamos sido lo que somos; entonces que no se pierdan esas perspectivas y los adultos los que estamos en esa franja entre los 30 y los 50 años, pues los que están en la vida productiva, que tengan oportunidades laborales.  Uno no quisiera irse del pueblo, a veces las condiciones en términos del desarrollo profesional  o laboral  hacen que muchos coterráneos nuestros, tengan que irse, pero por fortuna  desempeñando labores y haciendo quedar bien el nombre de nuestro pueblo y que tenemos que estar orgullosos también de los que en otras partes del mundo y en otras partes de Colombia están haciendo, uno patria y por otro lado reafirmando nuestro sentido de ser “Guabineros” como diría Eduardo  Mejía.  Muchas gracias a ustedes.

Redacción: Diego De la Cruz C.

Imágenes: Adolfo Alban Achinte, Diego Chamorro Y Mi Bugalagrande



Comentarios: 17
  • #17

    Rubby zorrilla Escobar (lunes, 11 agosto 2014 01:56)

    Un abrazoooo a todos mis coterráneos que orgullosa me siento de ser bugalagrandeña a mucho honor carajooooo gracias por hacer posible recordar nuestro pueblo un saludo muy especial.para ti ADOLFO que DIOS TE GUARDE Y BENDIGA SIEMPRE

  • #16

    julian andres soto (sábado, 24 marzo 2012 20:09)

    soy actualmente alumno del maestro alban en uniminuto para mi es maravilloso el solo hecho de entrar a clase descresta es maravillosa persona esun artista y me ayudo aredescubrir una faceta en mi la pintura el dibujo gracias maestro gracias.

  • #15

    MARIA ISABEL PLATA (martes, 17 mayo 2011 19:21)

    Solamente puedo decir SENSACIONAL

  • #14

    Lima- Cusco- Trujillo (lunes, 08 noviembre 2010 19:39)

    gracias, Doctor Adolfo Albán Achinte. Lo conocimos en Perú a través de la Lic. Liliana Madrid quien leyó parte de su prólogo en el importante Simposio realizado en éstos dias de octubre en Perú. Marcó un antes y un después para los museos de América Latina: "del Objeto al sujeto"- A su vez, la generosidad de la Doctora al donar el libro a bibliotecas especializadas de nuestro pais, constituye un valioso aporte a la comunidad.
    Doctora Noelia y Lic. Juan Alfonso Tello-Castro.

  • #13

    Claudia López Mendez - Mexico (lunes, 11 octubre 2010 15:14)

    Al Doctor Adolfo Albán Achinte:
    Lo encontré en Pajhca, en el prólogo del libro maravilloso de las Doctoras Zito Fontán y Zulma Palermo y la excelencia de su prólogo. Ahora en la impecable web de Pajcha Museo fiel representante de los Latinoamericanos el que nos honra.
    Mis afectos junto a las Doctoras

  • #12

    Liliana Carabali Díaz (viernes, 20 agosto 2010 17:43)

    como una de los tantos estudiantes de Adolfo, quiero decir que estoy absolutamente orgullosa de su lavor como docente y principalmente como ser humano de exelentes sentimientos. Adolfo felicidades por este trabajo

  • #11

    Luisa Aparicio (visitantes) (sábado, 14 agosto 2010 16:31)

    bravo doctor Albán Achinte
    Glorioso su trabajo- Gracias Pajcha- Museo de Arte Etnico Americano de Salta (Argentina)

  • #10

    Clara Paz Alsina (domingo, 02 mayo 2010)

    Mensaje para el Doctor Adolfo Albán Ahinte. Soy Clara Paz Alsina. Conmigo llevo el libro que usted prologa y el de las investigadoras Liliana y Zulma (una excelente ecuación las dos cientificas). Ahora lo conozco a Usted a través de la web. Entré a Museo Pajcha Salta y a youtube. Ello resultó un impacto: desde la escritura, música, fotografias ¡muy buenas!. La dicha de tener conmigo a Litania Prado a Germán Cutipa es incalculable. E ingresar a BUGALABRANDE y detenerme nuevamente en su prologo, su trayectoria y plástica. Su arte es conmovedor, le diria casi únicoFelicito a los responsables del sitio web que lo producen.Clara (Buenos Aires)

  • #9

    Bugalagrandeño orgulloso (viernes, 02 abril 2010 11:07)

    Me siento muy complacido con las excelentes notas que han hecho personas importantes sobre mi paisano Adolfo en COMENTARIOS; la verdad es que se siente uno orgulloso de ser Bugalagrandeño o "guabinero" como nos dicen; a quienes están al frente de esta página los felicito y les sugiero que si es posible, inserten también aquí en esta sección dichos comentarios.

  • #8

    Liliana Montaño Renteria (viernes, 12 febrero 2010 19:03)

    Hola adolfo que alegria tan imensa senti cuando vi esta pagina, recorde mis viejos tiempos muy dificiles de volver al pasado cuando practicaba basque, te dejo mi correo para que me escribas lilincho@hotmail.com saludos..

  • #7

    Paisano de Adolfo (martes, 12 enero 2010 10:19)

    Es indiscutible que nuestro Bugalagrande del alma ha sido cuna de personas de mucho valor en diferentes actividades; para muestra, este personaje importantísimo en el arte como lo es mi paisano Adolfo. Felicitaciónes para él y para quienes dirigen esta sensacional página. A propósito para Fredy y Diego que manejan la página: la sugerencia de "Guabinero nostálgico" acerca del fallecido Roberto Hormaza (q.e.p.d.)me parece muy interesante y me uno a esa solicitud.

  • #6

    Ana Cabal (sábado, 19 diciembre 2009 19:05)

    Me alegro mucho ver que escucharon la sugerencia de entrevistar a Adolfo Alaban merecia ser mencionado espero sigan incluyendo no solamente gente que tenga platica sino talentos. felicitaciones por este articulo y entrevista.

  • #5

    liliana madrid de zito fontan (viernes, 18 diciembre 2009 19:14)

    ESTOY MARAVILLADA.
    ORGULLO DE COLOMBIA ES EL DOCTOR ADOLFO ALBÁN ACHINTE.
    UN ELEGIDO
    FELICITO LA PÁGINA CALIDAD Y PROFESIONALISMO
    Y DESDE ARGENTINA NUESTRO APLAUSO AL GRANDE!
    FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO 2010
    LILIANA
    SALTA - ARGENTINA

  • #4

    Guabinero nostalgico (viernes, 18 diciembre 2009 14:59)

    En esta entrevista uno alcanza a percibir las pinceladas que a través del tiempo, se fueron plasmando en el lienzo de la existencia del maestro Adolfo, para entregarnos su obra de vida,Y que continúen sus trazos como ejemplo para nuestro pueblo guabinero.Es cierto que el tiempo no es estático, que las generaciones cambian, pero hay algo que nos enseña el maestro alban y es la filosofía del deporte, base fundamental para la formación personal, fuimos creciendo en ese entorno de disciplina estoy muy agradecido por sus enseñanzas, el deporte es fundamental, el arte es formación, es la senda hacia el camino de la espiritualidad tan camuflada en esta era de la modernidad.La era digital en la que nos encontramos nos adentran en un mundo de fantasía de alta definición, pero sentir la brisa venidera desde las montañas de la cordillera occidental, los paseos en bicicleta el susurro de la noche con su sinfonía, el color que van tomando la naturaleza cuando el sol decide partir, esto es vida en su máxima expresión, que se añora desde la distancia.El taller infantil de artes manuales, fue un espacio que nos brindo la posibilidad de sentir, de vibrar, aun extraño con nostalgia esas tardes de pintura, danza, teatro.
    Gracias a Diego y a Freddy por administrar esta página, ventana para ver a través del tiempo y la distancia el acontecer de mi amado pueblo, les propongo que se haga también un homenaje a personajes que ya partieron y fueron creadores de esa identidad en la cual nos sentimos orgullosos los bugalagrandeños. La documentación o la entrevista pueden ser con amigos familiares y fotografías del álbum familiar.
    Propongo un homenaje a nuestra gente al amigo sincero, al amigo basquetbolista, al amigo músico, Roberto Hormaza.
    Gracias.
    Feliz navidad paisanos que se encuentren en todos los lugares del mundo

  • #3

    guabinero (lunes, 14 diciembre 2009 18:42)

    Este señor es uno de los más notables artistas de mi pueblo! yo lo admiro mucho, su trabajo en el pueblo ha sido de mucho valor y profesionalismo.
    Felicitaciones Don Adolfo, usted lleva el nombre de nuestro pueblo muy arriba, no tengo por que decirle que siga así, Usted lo esta haciendo y lo seguirá haciendo por toda la vida y nunca lo duda, que es lo más hermoso.
    un abrazo compueblano!

  • #2

    AMIGO DE ADOLFO EN ESPAÑA (domingo, 13 diciembre 2009 06:04)

    Primero felicito a Diego De la Cruz y Fredy Castro por lo que están haciendo con esta página, que como bien lo dice Adolfo en su entrevista, nos traslada al pueblito y hasta olemos el pandebono. Definitivamente Bugalagrande tiene gente muy valiosa y entre ellos, indiscutiblemente está mi amigo Adolfo. Tuve la oprtunidad de conocer varias de sus facetas y con esto digo todo: Excelente basquetbolista, excelente músico, excelente artista, excelente persona y excelente amigo. Saludos a todos mis paisanos "guabineros" y felicidades en estas navidad y año nuevo; como quisiera estar allá.

  • #1

    Jorge Alejandro Camacho (sábado, 12 diciembre 2009 22:30)

    Felicitaciones por el excelente trabajo que realizan con esta página por resaltar a un bugalagrandeño como Adolfo Albán.