ORACION AL BOMBERO


(Claudio Lizana Gangas)

 

Cada vez que suena la alarma,

sea cual sea el motivo,

solo tengo claro que hay alguien

que necesita con urgencia

de mi servicio voluntario.

Parto raudamente al cuartel,

 con una única motivación:

socorrer al que está en peligro.

Dame fuerzas, Señor, para no desfallecer,

para no temer ante una emergencia,

y valor para entregar lo mejor de mi

en bien de mis hermanos

que me necesitan.

Cada vez que parto a un llamado

atrás quedan mis seres queridos

que esperan ansiosos mi regreso

al hogar que me aguarda.

Si la puerta de mi hogar

se cierra sin mi regreso

ábreme la del cuartel del cielo

para poder contemplar tu rostro glorioso.

Amén..