BOMBEROS VOLUNTARIOS DE BUGALAGRANDE

50 AÑOS

 

1961-2011


Edificio del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Bugalagrande cuya construcción constituye un estilo único en el territorio nacional que lo hace haber preciado de nuestro patrimonio arquitectónico para mostrar con orgullo a quienes nos visitan. Foto Art.-Libitum-producciones artísticas 2002.

Sobre 50 años y el maestro Fred Albán

 

A raíz de un incendio voraz que se produce en el Ingenio Riopaila y al que llegan para controlarlo bomberos de Tuluá, Sevilla, Zarzal y Cartago, el señor Hermann Gnaegi, -Gerente de Cicolac S.A entre 1957 y 1965- pregunta sí Bugalagrande había acudido al llamado; al decírsele que no porque no habían bomberos y mucho menos equipos, este señor plantea la idea de conformar, con obreros y empleados de la compañía, una brigada industrial tal como sucede. Es el señor Héctor Candamil, oficial de bomberos de la ciudad de Tuluá, el encargado de capacitar y adiestrar a los voluntarios que atienden la convocatoria. Ante esta realidad, Fred Albán le comenta al señor Vicente Cano Roldán proponerle al señor Gnaegi la creación del cuerpo de bomberos voluntarios para servir tanto a la empresa como a la población. La propuesta es aceptada quedando así en la intrahistoria local Albán Vivas y Cano Roldán como los gestores de una institución que hoy es orgullo a nivel nacional. Entre las unidades bomberiles fundadoras, se registran:

 

Silvio Vélez Murillo, Vicente Cano Roldán –fallecido-, Libardo González García, Pascual Mejía Ochoa -fallecido-, Heriberto Peña, José Olmedo Tamayo González, Fred Albán Vivas, Manuel Vicente Cruz Moreno -fallecido-, Carlos H. Victoria -fallecido-, Miguel Antonio Berón Carralero-fallecido-, Miguel Cañarte -fallecido-, Dr. Jorge Mario Correa -fallecido-, Jorge Eliécer González Fontal, Noel Hoyos –fallecido-, Dr. Gustavo Ordoñez, Carlos Dolcey Rentería Bermúdez, Rubiel Vélez, Dr. Álvaro Perea Llanos, Ali Carbonell –fallecido-, Álvaro Diaz -fallecido-, Nelsón González, Marino Lorza , Francisco Ocoró -fallecido- Decio Roldán Moreno -fallecido-, Gilberto Cabal González –fallecido-, Jorge Córdoba –fallecido, Eugenio Berón Valdéz, Héctor Candamil y Oscar Bonilla Rodríguez.

Esta fotografía del 30 de abril de 1967 registra de izquierda a derecha a: Francisco Ocoró, Carlos Dolcey Renteria, Pascual Mejía Ochoa, José Olmedo Tamayo y Fred Alban Vivas, gestores de una institución que hoy se proyecta entre las más sólidas del país .

Reconocimiento Legal.

 

El 16 de julio de 1961 la Secretaría Jurídica de la Gobernación del Valle le confiere la personería jurídica No. 2236. Logrado este objetivo, el 20 de octubre de éste año se lleva a cabo el Acto de entrega de banderas al benemérito Cuerpo de bomberos voluntarios de Bugalagrande en el Club Tropicana –ubicado en la esquina que ocupa hoy el edificio Rafael Arias Sarria, antes Avancemos-, con el siguiente orden del día:

 

1º. Entrega del pabellón nacional por el Dr. Jorge Hernando Silva García.

2º.Entrega de la bandera bomberil bordada y donada por la señora.            

     Aurelia Maldonado de Candamil.

3º.Palabras del Teniente capellán presbítero Luis María Riviere Mejía    

     - párroco-.

4º.Toma de juramento a los nuevos oficiales e imposición de insignias

5º.Agasajo a los asistentes.

 

Nota: Eran oficiales internos con período de un año:

 

Comandante honorario Sr. Hermann Gnaegy; Comandante activo Sr. Oskar Kaegui; Capitán primero Sr. Héctor Candamil; Capitán segundo Sr. Fred Albán Vivas; Teniente primero Sr. Olmedo Tamayo González; Teniente segundo Sr. Heriberto Peña; Teniente capellán presbítero Luis María Riviere Mejía; Teniente médico Dr. Jorge Mario Correa; Teniente abogado Dr. Álvaro Perea Llanos. Sargento Pascual Mejía Ochoa. Primer secretario: Eugenio Berón Valdéz. En calidad de oficial honorario estaba el señor Gerardo Escobar Bejarano quien se desempeñaba como alcalde municipal.

Vendría luego la necesidad del cuartel. El municipio dona para tal fin el lote donde funcionaba el kiosco del rio –donde está la sede de la Defensa civil hoy- pero el señor Oscar Keggi, quien también estaba muy interesado en este asunto, expresa que este lote no es apropiado por la amenaza constante del río.

 

Georgina Victoria Rodríguez, Reina del fuego 1963.-Foto archivo Lepawap-.
Georgina Victoria Rodríguez, Reina del fuego 1963.-Foto archivo Lepawap-.

Torneo cívico 

Sin lugar a dudas una de las actividades que más recuerdan los bugalagrandeños es la realizada en 1963. Veamos:

 

Se conforma una Junta central integrada por:

 

Oskar Keagui -Presidente-; Manuel Paredes -alcalde- como vicepresidente; Hernán Guerrero -agente local de Bavaria- como tesorero; Rogers Rivillas Quiceno -secretario-. Catalina de Keagui y Miriam Salcedo Arias, como vocales.

Entre los meses de julio y agosto esta junta organiza un torneo cívico pro-construcción de cuartel con la participación de las candidatas Georgina Victoria R. y Fanny Saavedra con sus respectivos comités; “La pachanga” -rítmo de moda- y “Llamarada” son sus casetas construidas por unidades bomberiles en la plaza principal. Concluido este certámen, los dividendos económicos son:

 

Georgina Victoria: $29.276.65, Fanny Saavedra:   $26.927.11, Total       $56.203.76

 

Es, entonces la raizal, Georgina Victoria Rodríguez, aclamada como Georgina I, Reina del fuego!.

 

El acto de coronación se cumplió en el Club Mónaco –antiguo Club Tropicana- una noche sabatina del mes de septiembre.

Con el dinero recaudado se compra un lote por un valor de $23.000 mil pesos al señor Federico Morcillo para la construcción del anhelado cuartel.

Son casi 9 años -1963-1972- que se lleva la construcción de esta majestuosa obra. Toda una hazaña en la que Fred Albán V. fue protagonista de primer nivel ya que el ingeniero Suizo Pablo Eigenhor –quien trazó los planos – delega en él toda la responsabilidad para su ejecución. Hubo tropiezos, fallas, una losa se cae (es cuando se accidenta su hermano Manuel René), pero el entusiasmo no se pierde y maestro, obreros y voluntarios tienen en sus mentes cumplir una meta: tener sede. Cicolac S.A. se compromete seriamente en este propósito y presta toda la colaboración económica y material del caso hasta que llega a feliz termino la construcción del cuartel, una obra imponente considerada una joya de la arquitectura moderna que Bugalagrande muestra con altivez a todo el país.

El maestro Fred Albán fue unidad bomberil por espacio de 16 años -como comandante estuvo entre los años de 1970 a 1979-. Son más de 3 lustros en los que dejo huellas matizadas por el sacrificio, la abnegación y el compromiso. Que esto se le reconozca, no le preocupa, pues tiene claro que los hombres pasan y los hechos quedan, y que por alguna circunstancia la ingratitud asoma en el ser humano en cualquier momento. Pero ahí esta la prueba reina que nunca será fácil desaparecer. Fred Albán Vivas estuvo fugazmente en los albores de la Defensa civil, la Sociedad de mejoras públicas y el Club de leones. A sus 86 años de edad expresa que con toda frase que escucha trae a su memoria una anécdota.

 

A veces en las tardes, en ocasiones en las noches, va hasta la esquina y observando el cuartel exclama: ¡Dios mío en que momento se hizo esto!.

 

Este es un corto recorrido por la vida de un hombre que se metió al corazón a Bugalagrande para darle lo mejor de sus años y los frutos de su experiencia.  

 

Hasta aquí, -pues 50 años generan mucha intra-historia para consignar en un buen libro-, estos apuntes introductorios –con los que me meto en camisa de once varas- relacionados con los albores de una institución que con el correr de los días, meses y años se ha convertido en modelo nacional. Son muchísimas las personas que han hecho y hacen posible su consolidación y posicionamiento, merced al civismo, al espíritu visionario, al sentido de pertenencia y a la razón de creer en lo nuestro.

 

 

Bugalagrande agradecerá siempre este valiosísimo aporte con el cual en la década de los años 60 empieza a experimentar realizaciones de especial importancia para su desarrollo y progreso.

 

¡Felicitaciones en estas bodas de oro ¡!

 

 

 

LEON PABLO WALLENS PAREDES



50 AÑOS DEL CUERPO DE BOMBEROS VOLUNTARIOS

1961 - 2011

Cada día nos convencemos mas los bugalagrandeños que el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de nuestro municipio es una de las instituciones de servicio que con más arraigo se ha metido en nuestros corazones. Es innegable que a través de la historia los bomberos de Bugalagrande han acompañado al municipio tanto en las malas como en las buenas, pues cuando de calamidades se trata, siempre están prestos y diligentes a prestar su ayuda a la gente sin distingo alguno no importando ni el día ni la hora; también cuando es de acompañar a la comunidad en un evento festivo igualmente siempre han dicho presente, por esto decimos que han estado con nosotros en la mala y en la buena. Tener una mano amiga por espacio de 50 años tanto en los buenos como en los malos momentos que la vida nos depara, es un hecho que no debe pasar desapercibido y la historia dirá que el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Bugalagrande es la entidad que más ha acompañado a los bugalagrandeños a través de los tiempos y es por esto que les debemos un perenne agradecimiento.

Para conmemorar la celebración de este quincuagésimo aniversario, la entidad bomberil desarrolló un programa los días Jueves 24 y Domingo 27 de Marzo.

El día Jueves se dio toque de sirena cada tres horas iniciando a las 9 de la mañana, para que de esta forma los bugalagrandeños recordáramos que un 24 del mes de Marzo de 1961 había nacido oficialmente el Cuerpo de Bomberos Voluntarios. A las 6 de la tarde se concentraron en el cuartel los miembros de la institución y posteriormente con ellos se inició un desfile de antorchas por las calles del municipio. Concluida la marcha, el patio del cuartel fue escenario de la eucaristía de acción de gracias por la conmemoración de los 50 años. Posterior a la misa, se hicieron reconocimientos a los integrantes de la Banda Marcial y a algunos bomberos activos de la Sub- estación de Ceilán.

El Domingo 27 a las 8 de la mañana se inicia con la izada del pabellón y una ofrenda floral al cementerio por los compañeros fallecidos; aproximadamente a las 9 y 30 se da inicio al fastuoso desfile con las unidades tanto de Bugalagrande como los de la Sub-estación de Ceilán con el acompañamiento de la Banda Marcial de la Institución, también asistieron las delegaciones de bomberos de varios municipios vallecaucanos que se dignaron acompañarnos en estas efemérides. Concluido el desfile, en el salón principal del cuartel en el segundo piso se llevó a cabo la solemne ceremonia de la celebración del Quincuagésimo Aniversario; en la mesa principal se encontraban el Comandante capitán Arbey Quintero, el alcalde Municipal Jorge Eliecer Rojas, el gerente de Nestlé Bugalagrande Mauricio Trujillo, el delegado del gobernador del Valle, el presidente del consejo de oficiales capitán Giovany Díaz, el jefe de relaciones externas de Nestlé Bugalagrande Luis Fernando Victoria, el capitán Nicolás Arias, el presidente de concejo municipal Tayron Escobar y la secretaria de gobierno municipal Lina Victoria Vélez. Se escuchan el himno nacional y el himno al Valle del Cauca para seguidamente hacer la presentación y rendirle honores a la primera bandera que tuvo la institución la cual fue donada por la señora Aurelia de Candamil.

En memoria de los bomberos fallecidos se guarda un minuto de silencio y el alcalde Jorge Eliecer Rojas da apertura a la sesión solemne, continuando el capitán Nicolás Arias con el saludo de bienvenida. Se da lectura a la gran cantidad de comunicaciones recibidas tanto de otras instituciones bomberiles como del sector oficial y de personas, todas con un contenido de reconocimiento a la labor desarrollada por el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Bugalagrande en este medio siglo de existencia, entre estas últimas había una llegada desde Alemania, enviada por el capitán Claudio Tanner, comandante entre 1983 y 1986. Se hace entrega de reconocimientos a los fundadores de la institución que aún subsisten, siendo este uno de los puntos que más sentimiento despertó entre los asistentes pues el reencuentro entre ellos fue de mucha emoción; aquí debemos acotar que si la evocación y nostalgia invadió a todos los fundadores presentes, no sabríamos decir que pensamientos y recuerdos estarían pasando por la memoria del capitán Fred Albán, pues varias veces brotaban lágrimas de emoción de sus ojos; recordemos que el capitán Fred Albán fue uno de los gestores de la construcción de este bello cuartel que hoy ostenta el cuerpo de bomberos del municipio y además permitió que en sus inicios su casa de habitación fuera el cuartel provisional. También se hacen reconocimientos a las unidades con más tiempo de servicio, a los de más asistencia a alarmas e instrucciones, y al oficial, sub-oficial bombero y compañero más destacados en el año 2010. En este punto la institución hizo entrega de Resoluciones a empresas y entidades que a su juicio han colaborado con los bomberos en diferentes manifestaciones. El comandante Arbey Quintero se dirige a los asistentes y hace una remembranza desde sus inicios hasta nuestros días de lo que ha sido el cuerpo de bomberos voluntarios de Bugalagrande. Seguidamente el capitán Nicolás Arias en sus palabras expresa un mensaje de agradecimiento a todos los presentes y a quienes han hecho realidad lo que hoy en día es la institución. Se continúa con el consabido brindis y luego tanto los bomberos locales como los invitados de otras instituciones entonan en coro el Himno al Bombero, acompañado musicalmente por la banda marcial. Concluye esta significativa ceremonia con un almuerzo de compañeros ofrecido a los asistentes.

Redacción: Diego De la Cruz Correa.

Imágenes: Alvaro Saavedra Ruiz.



CLIC PARA IR ATRAS
CLIC PARA IR ATRAS